La columna 80

El blog técnico-personal de Ángel J. Vico… en español

Máquinas virtuales II: Creación de una MV con VirtualBox

Posted by Ángel J. Vico en 31 de julio de 2010

Una vez instalado VirtualBox estamos en condiciones de crear nuestra primera máquina virtual, pero quizás sea conveniente echarle un vistazo primero a la interfaz de la aplicación y a las utilidades que la acompañan.

La ventana principal de VirtualBox tiene este aspecto:

Ventana principal de VirtualBox

El panel pequeño de la izquierda contendrá la lista de máquinas virtuales que creemos en nuestro equipo real, mientras que el panel de la derecha mostrará detalles de la máquina virtual que esté seleccionada en cada momento.

La opción Preferencias del menú Archivo nos da acceso a las opciones de configuración de VirtualBox. Cosas como los directorios predeterminados para las máquinas virtuales que creemos, la periodicidad con que deben buscarse nuevas versiones de la aplicación o el idioma de la interfaz. Al pasar con el cursor del ratón por cada una de las opciones se muestra una descripción de la misma, por lo que resulta bastante sencillo saber para qué sirven (la mayoría, al menos). En cualquier caso, por el momento nos sirven las opciones predeterminadas, por lo que no es necesario cambiar nada.

Desde el menú Archivo se accede también a una utilidad llamada Administrador de medios virtuales:
Administrador de medios virtuales

En este administrador hay que registrar todas las imágenes de discos duros, CDs, DVDs o incluso diskettes que se quieran utilizar con alguna de las máquinas virtuales antes de poder utilizarlas, por lo que accederemos a él cada vez que necesitemos alguna nueva, como veremos más adelante.

El resto de opciones del menú Archivo permiten exportar e importar máquinas virtuales, permitiendo utilizarlas en otros equipos o incluso con otro software de virtualización, como VMware.

El menú Máquina contiene las operaciones que se pueden realizar con la máquina virtual seleccionada, algunas de las cuales están también accesibles en forma de botones sobre la lista de máquinas virtuales.

Y, finalmente, el menú Ayuda… ya sabemos todos para qué sirve.

Visto esto, ya podemos pasar a lo que nos interesa de verdad: el asistente para crear máquinas virtuales.

  1. Pulsamos el botón Nueva o seleccionamos Máquina | Nueva para abrir el asistente. Pulsamos Next.
    Asistente: Pantalla de bienvenida
  2. En la siguiente pantalla tenemos que escribir el nombre que le daremos a la máquina virtual y seleccionar el sistema operativo que tenemos previsto instalar en ella. Aparte de para seleccionar el icono, VirtualBox utiliza esta información para proponer valores adecuados para algunas de las opciones de la máquina. Pulsamos Next.
    Asistente: Nombre de la máquina
  3. Lo siguiente es seleccionar la memoria que tendrá la máquina virtual. VirtualBox nos propone una cantidad adecuada para el sistema operativo que seleccionamos antes al tiempo que nos informa de la cantidad máxima recomendable (según las características de la máquina real) marcándola en verde en el selector. En cualquier caso, la cantidad de memoria es algo que se puede cambiar fácilmente una vez creada la máquina virtual, por lo que podemos asignar una cantidad pequeña ahora y aumentarla más adelante si nos hace falta. Nos decidimos y pulsamos Next.
    Asistente: Memoria
  4. Llega el momento del disco duro. Toda máquina virtual necesita al menos uno, para instalar en él el sistema operativo. Si lo hemos creado antes desde el Administrador de medios virtuales, podemos seleccionar la opción Usar un disco duro existente, escogerlo en la lista y continuar por el paso 5. Si no lo hemos creado aún, ahora es el momento: seleccionamos Crear disco virtual nuevo y pulsamos Next para abrir un nuevo asistente.
    Asistente: Disco duro
    1. Pulsamos Next en la pantalla de bienvenida.
      Asistente de discos: Pantalla de bienvenida
    2. Lo primero que tenemos que decidir es el tipo de imagen de disco que queremos crear. Tenemos dos opciones: tamaño fijo o expansión dinámica.
      Si creamos un disco de tamaño fijo, el asistente creará un archivo en el disco real del tamaño que definamos en el siguiente paso. Sin embargo, si optamos por un disco de expansión dinámica, el asistente creará un pequeño archivo que irá creciendo a medida que la máquina virtual necesite espacio.
      El rendimiento del disco de expansión dinámica es algo menor (tampoco mucho), pero nos permite crear discos de más tamaño del que necesitaremos inicialmente utilizando el mínimo espacio imprescindible del disco real, al tiempo que permitimos su crecimiento más adelante (hasta el tamaño que definamos) si hiciera falta.
      Si tenemos en cuenta que no se puede cambiar el tamaño del disco una vez creado, los discos de expansión dinámica evitan que nos pillemos los dedos al estimar el espacio en disco que nos va a hacer falta sin sacrificar más espacio en el disco real del estrictamente necesario.
      Escogemos la opción deseada y pulsamos Next.
      Asistente de discos - Tipo de disco
    3. En la siguiente pantalla tenemos que escoger la ubicación y nombre del archivo que contendrá la imagen del disco virtual que estamos creando y su tamaño (el del disco virtual; el del archivo dependerá de lo que hayamos elegido en la pantalla anterior).
      De forma predeterminada, el nombre del archivo será el de la máquina virtual y la ruta la definida en las preferencias, pero podemos cambiar ambas cosas pulsando en el botón con el icono de la carpeta.
      En cuanto al tamaño, VirtualBox nos recomienda uno adecuado para el sistema operativo que le hemos dicho que íbamos a instalar, pero podemos elegir otro mayor (o menor), siempre dentro de los límites del disco real donde lo vamos a ubicar y el espacio disponible en el mismo. Incluso si hemos optado por un disco de expansión dinámica, con el tiempo el archivo puede llegar a ocupar todo el tamaño que definamos aquí, por lo que conviene que nos aseguremos de que disponemos de espacio libre para alojarlo.
      Completamos los datos y pulsamos Next.
      Asistente de discos: Tamaño del disco
    4. La última pantalla muestra un resumen de las decisiones que hemos tomado en las anteriores. Es la última oportunidad para retroceder y cambiar alguna cosa. Pulsamos Terminar para crear el disco.
      Asistente de discos: Resumen
  5. Una vez creado o seleccionado el disco el asistente muestra un resumen con las opciones escogidas. Pulsamos Terminar para crear la máquina virtual.
    Asistente: Resumen

Ya tenemos creada la máquina virtual, como podemos ver en el panel izquierdo de la ventana principal de VirtualBox. El panel de la derecha muestra su configuración, con las opciones que hemos escogido en los asistentes y valores predeterminados para el resto.
Máquina creadaAntes de iniciar la máquina virtual por primera vez conviene revisar esa configuración y adaptarla a nuestras necesidades, pero eso lo veremos en el próximo post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s